Raimundo Tello: ¡una autoridad ante el sistema penal acusatorio!

18 Mayo, 2024
  • Reconocido como uno de los exjueces más destacados de Colombia, es jurista y profesor Universitario. Raimundo Antonio Tello Benítez, fue juez penal municipal de Cali, juez penal del circuito, fiscal delegado ante el tribunal y fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia.


Por JEFFERSON MONTAÑO PALACIO

 Al llegar al hotel, el profe Tello ya se encontraba esperándome muy puntual, en el lobby nos saludamos y nos dirigimos hacia el restaurante que está ubicado en el mismo lugar frente a la piscina. Una mujer muy amable del hotel nos toma el pedido, mientras el profe Tello, se quita el saco de alta costura que lleva puesto, solicita para ambos unas entradas con panecillos de mantequilla y queso, jugo natural y café, me confiesa ser amante a las harinas y a los postres (mientras llega la hora de almuerzo). Alisto mi grabadora e iniciamos la entrevista para La Nueva Prensa conversando durante varias horas en esas instalaciones.

 

Jefferson Montaño Palacio: Tiempo atrás padeció muchas cosas complejas, desde su niñez, luego como fue su juventud ¿Hoy su trayectoria como lo ha forjado a usted como persona? ¿Cómo un hombre afro y más maduro?

Raimundo Tello: Yo vengo de Buenaventura de un hogar y una madre modista, de un padre maestro de obra, empleado del municipio y con siete hijos, entenderá usted todas las limitaciones habidas y por haber, el salario no podía alcanzar para sostener siete hijos, nosotros vivíamos en una casa que yo podría decir son dos cuartos, en un cuarto estaban mis padres y en el otro cuarto en camarotes estábamos durmiendo los siete hijos, la incomodidad y lo demás, que puede presentarse ahí. Mi mamá siempre fue una mujer que apoyaba sus muchachos y que pensaba que podíamos salir adelante y mi papá un hombre que sabía que había adquirido un compromiso con siete hijos, ella, lo tenía que resolver. El barrio donde yo crecí, es el barrio Santa Rosa de Buenaventura, conocía a todos los parientes que vendían la Lotería. Un día yo le dije ¡mamá, quiero vender Lotería! tenía 9 años, porque yo observé la situación en esta casa y era tremendamente difícil, mi mamá me apoya, mi papá no se entera, empiezo a salir al Centro de la ciudad a vender la Lotería, y voy alternando entre la venta de Lotería y mis estudios en la escuela. Así pasan seis o siete años, hasta que un día me encuentro con mi padre en el Centro y yo con posesión de la Lotería; luego de esa situación monte un cajón de Chance y venta de mecatos en la casa de mis padres, porque quién ha padecido grandes necesidades económicas no requiere mayores explicaciones.

JMP: ¿Cómo llego hacer usted gobernador encargado del Valle del Cauca, siendo antes director jurídico de la misma entidad?

RT: Yo en el año 2007, tomé la decisión de desvincularme de la administración de justicia, tengo un hogar, mi esposa y tres hijos, mi hija mayor va cumplir 15 años, mis hijos están creciendo y  quiero darme una nueva oportunidad y creo que ya había cumplido un ciclo en la administración de justicia. He sido un convencido que si hay una alta dignidad de una persona que pueda ostentar como juez de la república yo la tenía y esa función debe estar siempre inmaculada. No me alcanzaba el salario para sobrevivir ante los proyectos que yo tengo, voy a darme la oportunidad del litigio y efectivamente salgo con la pretensión de litigar. Para esa época que era el año 2007, Juan Carlos Abadía, a quien no conocía es elegido Gobernador del Valle del Cauca, luego me entero de que tenía referencias mías, ya que mi esposa era la tesorera en el Concejo Municipal de Cali y él había sido su presidente, además, se escuchaba mucho por esos espacios de la tesorería hablar de Raimundo Tello como funcionario judicial, luego de mi retiro voluntario de la rama judicial. Me llega un mensaje , el mensaje es que él quisiera que sea yo su Secretario Jurídico, me reúno con él, conoce mi nacimiento y mi raíz de Buenaventura y lo que me planteo como propuesta para Buenaventura, había una opción aceptar el cargo como Secretario Jurídico del Departamento. Lográndome destacar en el cargo y como gobernador encargado en varias oportunidades.

JMP: Dicen que usted fue mano derecha del señor Abadía y amigo personal ¿Qué tanta verdad hay detrás de esa afirmación?

RT: Voy a responder de hoy hacia atrás, nosotros salimos de la gobernación en agosto del año 2010, han transcurrido catorce años, busqué una fotografía mía con él, busqué una reunión social mía con él, busqué alguna publicación en algún medio mía con él, desde el momento que salimos de la gobernación mi relación con él, termina ,porque yo era su empleado dentro de la gobernación ni fui amigo nunca antes de ingresar a la gobernación, ni fui amigo de él, dentro de la gobernación y era su subalterno, yo no era un hombre de ir a su casa, ni mucho menos él, a la mía, en mi casa no lo conocen a él, no ha socializado con mis hijos, por eso nadie podría atreverse a decir que somos o hemos sido amigos; en estos catorce años, puedo decirle que si fue en dos oportunidades a formularme una consulta a mi oficina muy breve. Eso fue demasiado, hace catorce años, que no entabló una conversación de más de media hora o veinticinco minutos, con Juan Carlos Abadía, porque ni es mi amigo personal, ni tengo un sentimiento de afecto en especial con él, y no lo tuve en la Gobernación del Valle del Cauca, de eso pueden dar fe, las personas que trabajaron conmigo en la Secretaria Jurídica porque a mí me decían el doctor no, porque el concepto que mi equipo manejaba, era que a todo le decían que no, curioso. Porque de los contratos que revisábamos el 98 % tenían visto bueno y el 2 % tenían visto negativo y, por esos dos contratos me descalificaron. Son catorce años, que han pasado y los únicos que me recuerdan ese pasado son los medios de comunicación.

JMP: En ese orden de ideas, ¿Qué relación tuvo usted con el exsenador Carlos Herney Abadía, precisamente implicado en el proceso 8000 mil?

RT: La única relación que tuve con él, fue que el papá del exgobernador que muchas veces pasan por la Secretaria Jurídica a realizar algún tipo de preguntas sobre un proceso. Ahora bien, ahí si le puedo decir que la relación era ninguna, absolutamente ninguna, salvo que era el papá del exgobernador. Pero también, te pido ese favor ve a Jurídica y pregúntales a algunos de mis subalternos que rompieran las reglas del orden para ayudarle alguna persona e incluido al papá del exgobernador jamás, jamás, fue tratado como una persona sin ningún tipo de afecto. Te puedo decir, que, en los dos años, y diez meses vividos en la gobernación pude haber tenido contacto con el señor Carlos Herney Abadía, cuatro o cinco oportunidades y mas bien, fue en mi oficina o en los pasillos de la gobernación y un día, que subí al despacho del exgobernador. No conozco su casa, no conozco su familia, él, no conoce la mía.

JMP: En ese mismo sentido, el  partido Convergencia Ciudadana del entonces exsenador Juan Carlos Martínez, detenido en el 2009, por Parapolítica donde se dice que usted acudió 16 veces a visitarlo y al señor Abadía 11 veces ¿Qué nos puede decir al respecto?

RT: Eso es real, esta es mi formación académica para el momento aquel, en donde Juan Carlos Martínez, está en el centro de reclusión he sido juez de la República, he sido fiscal delegado ante la Corte Suprema de Justicia, soy docente Universitario, soy Conferencista reconocido, tengo una Especialización en derecho Penal, en derecho Constitucional, tengo una Maestría en Criminología y en derecho Administrativo. En muchas oportunidades, me convocó para conversar conmigo sobre su situación procesal, no  como su abogado, sino como la persona que conoce, que tiene ese conocimiento jurídico y que podía hacerle una consulta. Honestamente te lo digo, yo ahí nunca Jefferson, observe algo indebido u algo prohibido o algo delictivo; alguien, que sabe de tu formación académica y que quiere contrastar lo que se le dice, con lo que dice la jurisprudencia y la doctrina, eso lo hago todos los días con miles de personas, que consultan mi pensamiento. Yo nunca actúe como apoderado de él, yo nunca tuve un poder para representarlo ante un estado judicial, si no que sus abogados le decían que tomarían una decisión y quería que yo le opinara y en ese sentido, era que a veces me llamaba para consultarme.  

JMP: Hemos encontrado, como también hemos leído en algunos lugares especialmente en la prensa y medios y lo señalan algunas personas que usted es el abogado de la mafia y también del cartel de la Fiscalía ¿Qué podemos decir al respeto profe Tello? 

RT: Es lo más injusto de la vida, estoy a poco de cumplir 30 años, de docencia Universitaria y hay algo de que le digo a mis estudiantes recurrentemente no defiendo el delito de narcotráfico al día de hoy usted puede ir a la Fiscalía especializada de cualquier parte del país, y preguntar si yo alguna vez he defendido a narcotraficantes jamás, jamás, no me gusta porque he observado como los abogados de la mafia pierden su independencia, pierden su tranquilidad, quedan sometidos con la colocación del dinero que se ganan a la voluntad de la persona a la que representan, nunca en la vida he defendido un narco traficante, en estos momentos ha sido uno de mis problemas ya no defiendo desde enero de este año, a la doctora Ana Victoria Nieto, quien era la persona que yo defendía, era una fiscal especializada y como suplente al doctor Iván Aguirre, quienes son ellos, como le dije yo vengo de la rama judicial y me conocieron en la rama judicial y me conocen ejerciendo la profesión. Hay un detalle me publicaron una foto en mi oficina de abogados, estaba cumpliendo años y me encontraba  con mi hija, y llegaron unos amigos de sorpresa de la rama judicial, que me han conocido, que me han consultado, que me han compartido con un lechón a celebrarme mis cumpleaños, a pesar ni mi reticencia a las fotos, tomaron esa fotografía, para dejar la huella de esa visita que me hicieron y eso lo convirtieron que mi oficina era el espacio de concertación de actividades delictivas.   

JMP: Retomando la narrativa de los narcos fiscales me estaba contando por qué se dio su defensa ante los fiscales.

RT: Me devuelvo yo defiendo a Ana Victoria Nieto Salazar, en lo profesional estrictamente, un medio de comunicación los convirtió en los narco fiscales, ese es el nombre que les dan, pero si usted va Jefferson, y les pregunta que prueba fuerte o que hecho relevante fuerte dicen que ellos, están al servicio de la mafia no va a encontrar ese elemento fuerte, quisieron vincularlos con un señor que le dicen Mueble fino, pero vaya a ver si hay un cargo en concreto por ellos haber ayudado a Mueble fino, absolutamente ninguno eso lo dice un señor que ellos condenaron porque lo capturaron en dos o tres oportunidades, eso lo dice él, sus razones tendrán, pero yo defiendo a los fiscales, a la fiscal, que estaba siendo investigada por varios comportamientos que los calificaron como narco fiscal, porque una persona dice que ellos, no habían judicializado a un señor que lo apodan Mueble fino, no porque se haya acreditado que ellos estuvieran al servicio de la mafia. Por el contrario, vaya vea su trabajo, por ejemplo, el doctor Iván Aguirre, es uno de los que está muy condecorado por la Policía, por todos los narcotraficantes que capturo aquí en el Valle del Cauca, como organización, lamentablemente tuve que separarme de esa defensa en Enero de este año, por un problema de incompatibilidad de estrategias defensivas. Nunca van a encontrar un poder mío radicado ante un despacho que yo defienda una persona que sea narcotraficante, nunca van a encontrar una persona que yo defienda en concierto para delinquir, con fines de contribuciones de grupos paramilitares, otro dato curioso, que yo soy defensor de parapolíticos, a lo mejor diciendo que soy defensor de Juan Carlos Martínez, yo nunca ejercí la defensa de Juan Carlos Martínez, no defiendo narcos, nunca lo he hecho. Tampoco defiendo secuestradores, tampoco defiendo violadores, personas de oficinas (sicarios), porque es una cuestión de principios.

JMP: ¿Cree usted que todo esto obedece a una persecución política y tiene netamente un historial en cuanto a su paso por la Gobernación del Valle del Cauca?

RT: Yo ahí quedo confundido yo te diría lo siguiente, en un primer momento cuando estábamos en la gobernación y salimos de la gobernación, no tengo la menor duda que las estructuras políticas, en el propósito de hacerle un gran daño, a Juan Carlos Abadía, como exgobernador sepultarlo, cosa curiosa buscan sepultarlo, pero en la oscuridad viven en reuniones y en sociedades entre ellos, dirigen un ataque en mi contra y me cuentan que hubo una reunión donde unos líderes políticos y unos ciudadanos que se catalogan de bien, con el periodismo digieren en un club que si no acababan con Raimundo Tello, no iban a poder acabar con Abadía, por el conocimiento jurídico de Raimundo Tello, en derecho penal y casi me meten a la cárcel en esa época me salvo Dios, a quien me le entregue en el 2010, plenamente aunque toda mi vida he estado en la iglesia, y protegido por mi mujer y mi hija, que vienen hace rato también en la iglesia. Un día asumo la defensa del exalcalde de Cali Jorge Iván Ospina, y vuelve alguien y revive en el año 2020, lo que paso antes del 2010 al 2020, cero contacto con Abadía, cero contacto con el exsenador Martínez, y entro a la Alcaldía y yo escucho un programa muy conocido diciendo este es el enlace entre Abadía y Ospina, yo estoy haciendo mi trabajo como profesional, pero no tengo ningún tipo de relación con Abadía, y yo le atribuyo estas descalificaciones que salen a dar algunos medios de los que me atrevo a decir, que no tienen la culpa de lo que publican se lo atribuyo a un abogado de acá de Cali, no descansa haciéndome permanentemente daño, buscando como me destruye a lo mejor motivado por mi crecimiento en la región.

JMP: Podríamos decir el nombre de esa persona, porque esa persona quiere hacerle daño permanentemente conociendo su lucidez ante la defensa de procesos, ¿sería muy importante afirmar quien podría ser esa persona que quiere hacerle daño a su buen nombre?       

RT: Permanentemente lo hace en su red social no pierde oportunidad para estarme atacando, para estarme maltratando e incitando a la gente que lo haga. Viendo yo una publicación que hizo un medio independiente curiosamente un medio que yo solo hacía leer, viendo sus publicaciones veo que él, es una de las personas que publica en ese medio de comunicación creo que yo me reservo ese nombre porque uno a veces no debe ir a la montaña. Yo siempre enseño en mi clase, a respetar la constitución y conforme al artículo 1 la dignidad humana, conforme al artículo 15 el buen nombre y, el periodista que aplique plenamente el artículo 20 constitucional cierto, que entregue información veraz e imparcial como es posible Jefferson, que usted publique sobre mí, y antes de publicar sobre mí, no me llame, no me consulte o confronte. Sino que me agrede brutalmente y yo quedo indefenso, no solamente quedo indefenso si no, acobardado porque no soy capaz de pedir rectificación y entrar en confrontación porque lo molesto y ahora sí que el daño se maximiza cierto, entonces estos medios de comunicación que no me llamaron, me violaron el debido proceso en una ocasión, por ejemplo, me llamaron de  cuestión pública para publicar algún tema mío y me pidieron una información y  les entregue todo lo que me pidieron, y les dije que quedo atento, nunca publicaron algo en contra mío. Sin embargo, en la Revista Raya me mencionan y nunca me llamaron para ratificar o aclarar esa información. ¡Algo por lo que he luchado es por mi buen nombre!, quisiera cerrar diciéndote que muchos están muy dolidos que el escenario de consultas de entrevistas en los diferentes medios de comunicación hoy sea ¡Raimundo Tello, a quien llaman cuando quieren opiniones jurídicas no griterías amparándose en la condición de abogados si no, en conceptos jurídicos buscan a Raimundo Tello, los clientes buscan a Raimundo Tello, y eso tiene muy lastimado aquel, que he evitado señalar que es un hombre para que no me vaya a caer encima una montaña de arena! Muchas gracias profe por el espacio y tiempo. A ti y saludos.