Las caricaturas y los dibujos pasan de las calles a la virtualidad

11 Junio, 2020

Por IDARTES

tes

Dibujantes, caricaturistas e ilustradores podrán ganarse un millón de pesos por la realización de un laboratorio de dibujo para niños.

Luis Enrique Antolinez tiene 60 años y demuestra que la edad no es impedimento para seguir soñando, es un ejemplo de perseverancia, constancia y ganas, enamorado de su vida como artista, de dibujar, de plasmar lo que le gusta o "con lo que se topa" en su andar por las calles de su amada Bogotá.

Hoy, es un artista que se reinventa porque ve en las convocatorias del Idartes una oportunidad para seguir generando ingresos, sabe que la situación por la que atraviesa el mundo no lo deja seguir en las calles, pero no le impide luchar por un espacio más, como esos que se ha ganado presencialmente y que ahora puede tener virtualmente.

En 1959 nace Antolinez, un artista apasionado por el dibujo y la caricatura, bogotano que creció entre las calles del centro de la ciudad, esas mismas que se convirtieron en su lugar de trabajo hasta hace muy poco, en las que ha visto pasar a miles de personas, nacionales y extranjeros, entre los que estaban los curiosos que se detenían a ver sus pinturas y esos que se dejaron llevar por su talento y querían pintar. Un hombre que aprovecha las oportunidades que año a año ofrece el Idartes, que no solamente van dirigidas a profesionales, sino también a artistas empíricos, como él.

“A mí la calle me parece fascinante porque es muy divertida, hay mucha gente, hablo con 20 o 30 personas todos los días”, dice Antolinez sobre su trabajo en las calles a las que les agradece porque sabe que si hay pasión y compromiso se pueden generar buenos ingresos y que no pasa un día en que vuelva a su casa sin un peso en el bolsillo.

Luis Enrique Antolinez

Antolinez no logró terminar sus estudios de bellas artes en la Universidad Jorge Tadeo Lozano, lo que lo convierte en un artista empírico, un hombre que con solo unos semestres de formación profesional tuvo las bases necesarias para ser ese artista que soñó. Su talento ha sido observado por miles de personas que han pasado por las calles donde él trabaja y por unas 20 exposiciones en Colombia y Estados Unidos. Ha participado en diferentes concursos, ha sido docente en varios colegios y hasta tuvo un programa de televisión para niños que se ganó por su trabajo como caricaturista.

Como una fortuna califica Luis Enrique las convocatorias del Idartes; esas que desde el área de las artes plásticas le han permitido ganarse tres premios en la Maratón de Caricaturas que, tradicionalmente se desarrolla en la Plazoleta de Las Nieves como parte de la celebración del cumpleaños de Bogotá.

“Las convocatorias del Idartes son serias, son rigurosas”, afirma el artista cuando se refiere a los reconocimientos económicos que ha obtenido gracias a estos procesos que él no deja pasar.

Pero no son solo estos tres premios, Antolinez se ha ganado dos veces la oportunidad de estar en la Feria Internacional del Libro, algo que cuenta con mucha felicidad; “poder salir de la feria con ocho millones de pesos libres, además de subir la categoría de mi trabajo porque soy observado por muchas personas y esto no hubiera sido posible si Idartes no se inventa Dibujópolis”, pues como él lo dice, logró estar presente  sin tener que pagar por un estand, solo bastó participar y ganarse ese cupo en la convocatoria de Dibujópolis – dibujantes y caricaturistas virtuales que este año tiene como fecha de cierre el 12 de junio y que premia 15 dibujantes con un millón de pesos para cada uno.

Esta beca fue creada en el año 2013 y se ha venido realizando en la Feria Internacional del Libro de Bogotá, en el Pabellón de Diseño y Caricatura, donde se reúnen dibujantes, caricaturistas e ilustradores en un espacio en el que muestran su trabajo al público asistente. Se trata de una plataforma que, además de permitir presentar sus habilidades, sirve como un espacio que les posibilita  comercializar sus producciones.

La Beca Dibujópolis – Dibujantes y Caricaturistas en FILBo este año tuvo que reinventarse debido a la pandemia mundial por la que atravesamos, así que se realizará virtualmente en Dibujópolis – dibujantes y caricaturistas virtuales. Todo con el objetivo de fomentar la participación de dibujantes, caricaturistas e ilustradores en la realización de laboratorios de dibujo, caricatura e ilustración dirigidos a niños y niñas, con una duración máxima de 15 minutos, que serán transmitidos por los canales oficiales del Instituto Distrital de las Artes - Idartes.

Este estímulo hace parte del Programa Barrio Bienal, una estrategia de fomento del Instituto Distrital de las Artes – Idartes dirigida a artistas empíricos, que a la fecha ha beneficiado a más de 100 artistas, además de los asistentes a la feria y el público que ha participado de los laboratorios y talleres.

Oportunidades como estas han sido aprovechadas por Luis Enrique quien invita a sus colegas y a todos los artistas a participar y a “no dejar para última hora, porque yo así he perdido como tres convocatorias, en las que perfectamente hubiera podido participar, pero no pude por dejar todo para el final”, asegura y es que como él lo manifiesta "por tan solo 10 minutos se puede uno quedar por fuera", así que él prefiere ser ordenado para no volver a vivir eso y perder las oportunidades que no aprovechan muchos, entre ellos sus colegas de la carrera séptima.

Caricatura

“A todos los artistas que estamos en Bogotá, los invito a participar de la convocatoria del 2020, solo tienen que buscar la palabra Dibujópolis y sin invertir mucho tiempo pueden ganarse uno de 15 premios por un millón de pesos, un estímulo muy bueno para esta época por la que estamos atravesando”, concluye.

Luis Enrique Antolinez, sabe que va a ganar nuevamente, que su nombre seguirá haciendo historia y  conquistando nuevos públicos, solo por aceptar una invitación que le permite mostrar su talento.

Por Eliana Osorio