Jacinda Ardern: 5 cosas que quizás no sabías de la popular líder de Nueva Zelanda, el primer país del mundo que logró eliminar el coronavirus

11 Junio, 2020
Jacinda Ardern es admirada por su estilo de liderazgo compasivo pero firme. Jacinda Ardern es admirada por su estilo de liderazgo compasivo pero firme. GETTY IMAGES

Por

bbc

"Sé fuerte. Sé amable".

Esas son las palabras que utiliza la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, cada vez que concluye una aparición pública para hablar sobre la pandemia del coronavirus.

El lema resume a la perfección a la propia Ardern, quien ha sido elogiada en todo el mundo por haber logrado que su país se convierta en el primero en eliminar el virus de su territorio (por lo menos de forma temporal).

"(Ardern) es una mezcla de acero y amabilidad", la describió el diario británico The Guardian, uno de los muchos medios que han destacado el liderazgo de la premier neozelandesa.

Y no solo durante esta pandemia. Ya en 2019 Ardern había recogido elogios por cómo manejó la peor masacre en la historia moderna de Nueva Zelanda: el tiroteo contra dos mezquitas en la ciudad de Christchurch, que mató a 50 personas e hirió a decenas más.

Su empático mensaje de inclusión y las duras medidas que lanzó tras el ataque llevaron a que algunos calificaran a la política progresista como la "anti-Trump", la versión opuesta al conservador presidente de Estados Unidos.

Y su estilo de liderazgo positivo ha hecho que la gobernante de uno de los países más pequeños del mundo logre ser incluida durante dos de sus tres años de gobierno (2018 y 2019) en la lista de las 100 personas más influyentes del mundo de la revista Time.

Son tantas las personas alrededor del globo que admiran a Ardern, que el fenómeno incluso tiene un nombre: "Jacindamanía".

¿Quieres saber más sobre esta carismática líder? Aquí te contamos cinco cosas sobre ella que quizás no conocías.

1. Es una de las líderes más jóvenes del mundo

Cuando fue elegida primera ministra, en octubre de 2017, Ardern tenía 37 años.

En ese momento se convirtió en la mujer más joven en liderar un Estado.