El diario de Ivancho hoy: WTF

14 Enero, 2020

Por ADRIANA ARJONA

Querido Diario,

Voy a empezar haciendo la pregunta del millón: What the fuck con este país? O sea, te lo digo sinceramente, yo cada día lo entiendo menos. Me la tienen adentro y, en verdad, no sé por qué. Me la montan si hago, si no hago, si digo, si no digo. Marikis, como dirían los Aterciopelados: “Malo si sí/malo si no/ni preguntes”. Así que ni preguntes, querido diario.

Aunque, si quieres saber toda la verdad, en el fondo lo que pasa es que en Colombia a la gente se la carcome la condenada envidia. Pero como decía la viejota del comercial de champú: “¿Envidia? Es mejor despertarla que sentirla”. Y es que todos deben estar re-ardidos porque, prepárate, querido diario, mejor dicho, si no estás sentado, siéntate: !conocí a J. Balvin!

Sí, querido diario, conocí a su majestad J. Balvin. Lo conocí el 24 de diciembre, marikis, ni que se lo hubiera pedido al Niño Dios. O sea, mira mi Top 5:

1. El Papa Francisco

2. Angelina Jolie

3. Carlos Vives

4. Maluma

5. J. Balvin

Me he reunido con otros artistas, pero son un poco chirri así que no los incluyo en la lista de los Top 5. Pero, bueno, el caso es que aquí la gente se muerde los codos de la envidia, entonces no se demoraron en preguntar por qué me reuní con J. Balvin y no con el Comité del Paro Nacional. O sea, de nuevo: What the fuck? ¿Quién prefiere reunirse con la gente del paro que con J. Balvin? Un mega-idiota, será. Pero yo, querido diario, por suerte tengo mis prioridades bien claras en la vida. Por ejemplo, este año tengo que conocer a J. Lo. ¡Las güevas si no! Tal vez aproveche que Shakira va a cantar en el Super Bowl con ella, y ahí, entre colombianos, que cuando estamos afuera somos tan chéveres, y nos hacemos tantos favores, seguro que ella me la presenta. Y si eso pasa, el Top 5 tiene que cambiar: chao, Papa Francisco y hello, J. Lo! Uf, mamita rica, sabor a pollo, a chicharrón, a frijoles con garra. Ya me dio un hambre ni la hijueputa, marica, mejor cambiemos de tema.

Bueno, aquí va otra: reventó un escándalo por unos militares que estaban espiando y amenazando a unos periodistas de Semana. Y sí, querido diario, hago de nuevo la misma pregunta: What the fuck tengo que ver yo con eso? O sea, güevón, ahora resulta que yo tengo que saberlo todo, todito, todo. !No seamos tan maricas!

La que me trae el sánduche de queso doble crema de la merienda me dijo que yo tenía que saber lo de esas chuzadas que estaba haciendo el ejército porque dizque yo soy el Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas de Colombia. Como me pillé de una que la hembrita esa lo que quería era confundirme busqué en Wikipedia a toda mierda y confirmé mis sospechas, así que pude contestarle rápido, fuerte y claro: “Señorita, entérate: a mí no me eligieron como Comandante en Jefe de las Fuerzas Militares de Colombia. A mí me eligieron como Presidente de la República. Así que ve a engañar a otro, güevis. Y, hablando de engañar, métele otra lonjita de queso a este sánduche que lo veo súper flaco”. Hasta con la comida me quieren engañar. Pero yo, que soy re-vivo, no me dejo, querido diario. No-me-de-jo.

Y aquí viene la cereza sobre el helado, querido diario, para que veas que este país no debería llamarse Colombia sino What the fuck: me fui a Bojayá, un cagadero de esos horribles que hay en este país, y les repartí dulces a unos mocosos que estaban por ahí, y eso que no era Halloween. ¿O sí? No sé. ¿En qué mes es que estamos? Bueno, vale verga. Lo que importa es que les repartí dulces y ¿qué gané? Que me bombardeen con unos tweets re-pasados, y preguntas como que por qué les llevo dulces en vez de llevarles salud, educación y justicia. O sea, ¿quién creen que soy? Fucking God? WTF?