Enero 22, 2019
Diciembre 10, 2018

Ejército israelí realiza violenta redada en territorio palestino

Por DW

Los soldados buscan a los autores de un ataque contra israelitas ocurrido la noche del domingo 9 de diciembre en Ofra, Cisjordania.

El ataque a un grupo de israelíes la noche del domingo (09.12.2018) ha originado una intensa búsqueda por parte del Ejército de Israel para encontrar a los autores de los disparos realizados contra un grupo de israelíes a la entrada del asentamiento judío de Ofra, en Cisjordania.

En el proceso de búsqueda, el Ejército israelí realizó una violenta redada en las oficinas de la agencia oficial de noticias palestina Wafa, ubicada en Ramala (Cisjordania), según denuncié el medio de comunicación.

"Las fuerzas de la ocupación comprobaron las identidades de los empleados en sus oficinas y les impidieron irse", informó en un comunicado la agencia, que señaló que los soldados también entraron en la sala de servidores y revisaron las grabaciones de las cámaras de vigilancia. Durante la operación, las fuerzas israelíes dispararon munición real y balas recubiertas de goma, además lanzaron granadas aturdidoras y gas lacrimógeno en las inmediaciones del edificio, según pudo verse en vídeos difundidos en las redes sociales.

Durante la jornada, tres personas fueron atendidas en el hospital de Ramala por disparos de balas recubiertas de goma y varias por inhalación de gas, notificó el Ministerio de Sanidad palestino.

La gravedad del actuar de los soldados, además de la violencia, se debe a que Ramala está en el área A, la parte de Cisjordania donde, según los Acuerdos de Oslo, los palestinos tienen el control de seguridad y administrativo y las tropas israelíes no pueden entrar ni actuar sin coordinarse previamente con las autoridades palestinas.

Por el momento, el Ejército israelí a declinado hacer declaraciones, lo mismo ocurre con el presidente de Israel, Benjamín Netanyahu, que se ha limitado a calificar de monstruoso el ataque contra sus compatriotas y acusó a la Autoridad Nacional Palestina de incitación a la violencia. Además de asegurar que las fuerzas de seguridad capturarán a los "asesinos”, sobre los que caerá "todo el peso de la ley”, según un comunicado oficial.