Consejo de Estado admite demanda contra la elección de Jorge Rodrigo Tovar, hijo del jefe paramilitar ‘Jorge 40’

07 Junio, 2022

Por LA NUEVA PRENSA

El Consejo de Estado, a través de la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo, admitió una demanda de nulidad electoral contra la elección de Jorge Rodrigo Tovar Vélez como representante a la Cámara por la curul de las víctimas. La acción fue interpuesta por el Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, víctimas, líderes y excandidatos de esa circunscripción y periodistas de La Nueva Prensa.

La demanda busca que se revoque la inscripción de la candidatura de Jorge Rodrigo Tovar, se anulen los actos que soportan su elección y, como consecuencia de lo anterior, se decrete nulidad del acta de nombramiento, cancelación de la credencial y todos los documentos y actos administrativos que lo acreditan como Representante a la Cámara por las víctimas de la Circunscripción Especial No. 12 de los departamentos de Magdalena, Cesar y La Guajira.

La acción se sustenta principalmente en dos elementos: i) que Tovar Vélez no cumple con los requisitos establecidos para inscribirse como candidato a una curul especial de paz y ii) que como candidato incurrió en una doble militancia.

Según los argumentos de la demanda, Tovar no cumplía con los requisitos para inscribirse como candidato a la circunscripción de paz, de acuerdo con lo establecido en el Acto Legislativo 02 de 2021, al no haber nacido ni habitado el territorio de la circunscripción, ni ser desplazado de este, ni encontrarse en proceso de retorno al mismo. Además, Jorge Rodrigo no fue inscrito por una organización que trabajara en la zona focalizada ni con población víctima de dicha circunscripción.

Los demandantes expusieron elementos que demostrarían que Tovar habría incurrido en una doble militancia durante su campaña política, en la que se le vio acompañado y compartiendo recursos con el entonces representante a la Cámara y candidato al Senado por el Centro Democrático Juan Manuel Daza Iguarán.

Le puede interesar Candidatura del hijo de Jorge 40 despertó el terror que infunde el paramilitarismo en Cesar, Magdalena y La Guajira

Daza Iguarán fue su jefe durante los últimos años: Tovar fue asesor en su Unidad de Trabajo Legislativo en la Cámara de Representantes y contratista en el viceministerio de Relaciones Políticas del Ministerio del Interior.

Las Circunscripciones Especiales de Paz (CITREP) son una medida temporal —solo para los periodos legislativos 2022-2026 y 2026-2030—, creada por el Acuerdo de Paz para garantizar la participación política efectiva de las víctimas de los territorios más afectados por el conflicto armado y, con ello, representar los intereses de esas víctimas en el espacio donde se toman las decisiones del país. A partir de la creación de 16 curules especiales en la Cámara de Representantes, las víctimas de distintas zonas marginadas del país podrán presentar proyectos de ley y participar en la votación de otros, así como hacer seguimiento y veeduría a los trámites legislativos, en beneficio de sus comunidades.

Las curules de paz también buscar garantizar a las víctimas y al país el derecho a la verdad, porque en este espacio ellas podrán ser escuchadas y las versiones contrastadas; el derecho a la justicia y la reparación desde el espectro simbólico, pues ello es una acción afirmativa para las víctimas. Se constituye, entonces, en una garantía de no repetición para la sociedad, teniendo en cuenta que el conflicto armado se ha reproducido y favorecido de las condiciones de las poblaciones que han sufrido el abandono estatal y la segregación.

Jorge Rodrigo Tovar Vélez es hijo del narco-paramilitar Rodrigo Tovar Pupo, alias 'Jorge 40', el mayor victimario de la región donde su hijo representará a sus víctimas a partir del próximo 20 de julio.

Tovar Vélez se dio a conocer ante la opinión pública en un evento de reconciliación en el marco de las negociaciones del acuerdo de paz entre el Estado colombiano y la entonces guerrilla de las FARC. Tiempo después, y durante el gobierno de Iván Duque, fue nombrado en el Ministerio del Interior como coordinador del Grupo de Articulación de la Política Pública de Víctimas, lo que generó rechazo desde distintos sectores del país, incluidas las organizaciones de víctimas y algunos sectores políticos que consideraron el hecho una afrenta y revictimización contra los sobrevivientes de la violencia que su padre perpetró en la zona caribe colombiana. No obstante los reiterados reclamos, Tovar continuó en el cargo al que solo renunció días antes de que su padre, alias ‘Jorge 40’, llegara a Colombia —extraditado de los Estados Unidos— para enfrentar cientos de investigaciones, órdenes de captura y condenas que pesan en su contra.

Luego de su renuncia, Tovar Vélez reapareció inscribiendo su candidatura, curul que alcanzó con la votación más grande de las 16 circunscripciones del país en marzo pasado. Su campaña política estuvo ambientada, de principio a fin, por graves denuncias y acusaciones realizadas por víctimas y candidatos, en las que lo acusaban de ofrecer recursos económicos, o la construcción de bienes inmuebles, a cambio de votos. También denunciaron cómo grupos armados habrían ejercido presiones en diferentes zonas para que los pobladores votaran por, según las denuncias, “el hijo del patrón”. Otras acusaciones señalaron que varios alcaldes estuvieron condicionando la renovación de los contratos en sus administraciones a quienes votaran y consiguieran votos para Jorge Rodrigo Tovar.

La demanda será estudiada por la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Consejo de Estado, en cabeza de la magistrada Rocío Araújo Oñate, oriunda de La Paz, Cesar. Según información obtenida por La Nueva Prensa, el Consejo de Estado ha admitido tres demandas que buscan la nulidad del cargo de Tovar Vélez, por lo que es posible que los casos sean unificados en un solo Despacho.

El trámite de esta demanda se encuentra sujeto a los términos y los criterios de priorización de la Sección Quinta, así como de sus capacidades, y podría tardar en resolverse hasta un año. Durante el trámite de este medio de control de nulidad electoral, el hoy representante electo por la Circunscripción de Paz No. 12 podrá posesionarse y ejercer el cargo sin ninguna restricción.